Hacer reembolsos es muy mala idea

El cliente que se queja no quiere un reembolso

Él quiere una charla, una disculpa y una cierta comprensión. Quiere saber por qué lo hicieron sentir un tonto, estafado, y por qué no va a suceder de nuevo.

Si tu empresa está acostumbrada a hacer reembolsos por quejas, lo único que logra es deshacerse de las personas que le están dando una segunda oportunidad.

Los reembolsos por los M&M´s rotos o pagar $500 por la demora de un vuelo a un viajero frecuente es básicamente una carta que dice: «adiós. »

Si piensa que esta manera de actuar es una expresión de buena voluntad, es verdad. Pero si piensa que esta expresión de buena voluntad va a ser visto como buena voluntad por parte de cliente, se equivoca.

Llame por teléfono al cliente ofendido y trátelo con cordialidad. Trate de darles la oportunidad de que su voz se escuche y que llegue a los oídos de las personas que realmente toman las decisiones.

Visto en Seth Godin’s Blog

Si necesitás mas información consultanos lo que quieras ahora mismo!

Pablo Di Carlo
[email protected]
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.